Amor a primera vista por tercera vez.

En unos días mi flaco y yo cumplimos 15 años juntos.. 15 años, 3 hijos, 2 continentes, 3 ciudades, 5 casas 1 perro, 1 gato y muchos pero que muchos peces.

No son 15 años de matrimonio, no. Son 15 años desde que el me pregunto quieres (cuando no había nada que preguntar) y yo dije si (cuando no había nada que contestar). Solo bastaba con mirarnos. 15 años desde que me enamoré de el a primera vista por 3era vez. 15 años desde el primer si quiero para toda la vida.

Si estás esperando una historia romántica te equivocaste de artículo por que esta es una historia de amor.

Podemos decir que estaba escrito que mi flaco y yo estuviéramos juntos desde toda la vida, desde el 92  pero por suerte, si, por suerte eso no paso hasta 10 años y 11 meses después.

La primera vez que me enamoré perdidamente de mi flaco tenía casi 15 años y el 19. Era el nuevo amigo del hermano mayor de mis vecinos  y hermanos del alma. Para entender la historia debo explicar que son tres hermanos : en esa época mi mejor amiga un año menor que  yo, mi mejor amigo un año mayor que yo y en ese entonces el pesado del hermano mayor 4 años más grande que yo.

Mi flaco era el chico chévere, rebelde y con pinta del chico malo pero noble de la peli de teens…cosa que me vuelve loca de el hasta el día de hoy.  Lo vi  llegar en bicicleta a esta zona, mi zona del barrio y fue templarme en el acto. Durante esas semanas lo veía pasar y sentía mariposas en el estómago.

Para mi buena suerte un día se quemaron los plomos o un foco en mi casa, no lo recuerdo bien, y mi abuela me mandó a buscar ayuda donde mis vecinos. Sebas estaba ahí con su peinadito que me encantaba. Acá debería aclarar que yo no era nada tímida ni arrochada con los chicos, más bien una conchuda diría yo… Le pedí, en una, que me viniera a salvar la vida. A pesar de mis coqueteos (al parecer re misios,) el  ni se dio cuenta que a mi me encantaba. Aunque años después me ha contado que yo si le vacilaba pero que era una mocosa en esa época . Los siguiente días solo pensaba en el. Recalquemos que tenía 14 y a esa edad te tiemplas con todas las células del cuerpo y te desenamoras igual de rápido también.

Me acuerdo que era verano por que solo unos días después era mi cumple y  viaje con mi mamá. En este viaje una tía me regalo un peluche hermoso. Una foca. … ¿Adivinan como le puse a la foca? Si ! Sebastián. Este dato  tal vez no sería tan importante para esta historia si no fuera por que hoy Sebastián, La Foca, tiene 25 años y aún duerme en nuestras camas. Es el único, de todos los peluches que tuve en mi niñez y adolescencia que sobrevivió. Así como sobrevivió ese no se que que sentía cada vez que escuchaba el nombre de mi flaco.

Volvimos a Lima me fui un mes a la playa, se me fue pasando la templada, me volví a templar de otro chico hasta la médula,  me destemplé y me volví a templar una vez más. Era un poco enamoradiza de chibola. Mi flaco nunca se enteró que lo amé durante un mes y medio con locura.. si , un mes y medio flaca! Era amor del bueno pero la vida continúo su camino.

Un par de años  después el se fue a vivir a Italia y España y no volvió. Yo me fui a estudiar a Nueva York y volví. Poco a poco todo el barrio incluidos mis vecinos, los 3 hermanos, comenzaron a partir. Eran los 90 y su famosa fuga de talentos. Yo me quedé, comencé a chambear y casi me caso 3 veces en 6 años (por suerte no fue así) . Es decir life goes on. Pero de todos los chicos que me gustaron (incluidos los de las pelis, solo seguía sonriendo con las ganas que me quedaron de chaparmelo año tras año al acordarme de mi flaco)

10 años después , a finales de diciembre,  mi vecina y mejor amiga volvió a Lima para casarse y con ella sus hermanos desde distintas partes del planeta. Nuevamente  con todos en Lima,  el barrio se volvió a juntar el día del matri. Fue increíble por que por suerte, si por suerte, ni me había pasado por la cabeza que me iba a encontrar con Sebastián en ese matrimonio. Yo no sabía que estaba en Lima de vacaciones ….

Fui a la ceremonia. Era testigo. Llegue tarde. Casi me matan. No vi a nadie en el la iglesia por que llegué corriendo, por que tengo glaucoma, por que  soy distraída.

Debo confesar que había ido muy bien arreglada , habían un par de chicos que me vacilaban  y quería impresionar (incluído el hermano del novio) Pero con los que sabía que no iba a pasar nada por que estaba dejando de salir con un flaco (digo dejando de salir, por que yo ya había dejado.. pero a el todavía no se lo había contado).

Llegamos al matri. Me pongo con todos en la pista, la típica en círculo para ver bailar a los novios…  volteó a la derecha y se me calentó todo el cuerpo. ¿Sabes cuando te arrochas  tanto que literalmente te hierve la sangré? ¿Cuándo te emocionas tanto que te tiemblan las piernas? ¿Cuándo te enamoras a primera vista por segunda vez y no puedes creer lo que te está pasando? Bueno así, pero más.

Mi flaco estaba a mi lado, 10 años más churro, más chico malo y más bueno que el pan. (en todo sentido) Yo no me quedaba atrás. El cambio también era total. Ya no era la mocosa de 15… No, ni de lejos era la mocosa de 15. Es noche me sabía un cuero de 25. Sabía  que ya no me vería como una chibola. Y por más arrochada y nerviosa que estaba, nervios que hacía 10 años atrás no había tenido me armé de valor por coquetearle de nuevo a ver si esta vez me ligaba.

¨¿Sebas? ..¿Eres tu no?! Hola!!!¨

Mi flaco me mira bien… pero vamos BIEN mirada (por suerte me miró con cara de ¨de donde salió este cuero¨ ) Y literalmente me mata con la respuesta…

¨Si…pero tu quien eres…¨

¿¿¿Tu quien eres??? Diganme si no es para matarlo! Como que yo quien soy. Soy la chibola que se moría por ti. Soy un super cuero que te está metiendo letra. ¿¿Como que yo quien soy?? Pero me hice la huevona y super sweet para darle una sola oportunidad más le dije…

¨Soy yo, Nadiana¨

Su cara cambió , estaba absolutamente sorprendido, no lo podía creer.

¨Pero … ¿Nadiana? Como va a ser si eras una chibola…¨

Me la puso en bandeja para la frase matadora…

¨Si… pero ya crecí¨ frase matadora.

Jaque mate. Era mío! El amor porfin había triunfado, me caería el ramo, nos casaríamos, compraríamos una casa y viviríamos felices para siempre…mmm … va a ser que no flaca. NEXT. En todo caso no, en este capítulo.

Nos sentamos solos en una mesa a conversar y no voy a mentir a coquetear abiertamente sin parar. Pisco sours iban, pisco sours venían. Gran error! No habíamos comido aún. Yo por suerte solo tomé un par  por que no me gustaban tanto en esa época. Hoy, después de esa fiesta, los amo.

Recuerdo en un momento meterme al baño con la novia y saltar como chibola ¨Webona Sebas me pidió mi teléfono! Webona vamos a salir!!¨  ….Webona yo, muy rápido canté VICTORIA .

Les recuerdo que mi flaco no había comido nada desde el medio día, se había tomado un par de champagnes de lonche en el brinids y unos cuantos pisco sours de cena en la fiesta.

Cuando nos paramos a bailar se nos acabo el amor. Se puso pesado… muy… pero muy pesado. No voy a entrar en detalles, no paso nada,  pero el amor a segunda vista nos duró poco, y se desmoronó lo sifuciente como para querer borrar mi número de su teléfono. En un momento había desaparecido y no lo ví más. Era un sábado 28 de diciembre y así con esta ruptura de algo que nuevamente no inició, de ese chape que nuevamente no me dio comenzaba nuestra definitiva historia de amor.

El lunes en la oficina recibí un mensaje en el Messenger, donde el se disculpaba por lo que había pasado y donde yo le respondía que ¨No hay roche. Tranqui. Todo bien.¨ Ahí quedó todo, en un cordial chat de hola y chau, de todo bien y más nada. Sin embargo cuando cerré la pestaña recuerdo que me pasó de vueltas sentir un pinchazo en el pecho como si hubiera terminado con una relación… Nuevamente había sido amor.

Gracias a dios no pasaron 10 años más para volvernos a ver.. ni siquiera una semana.

Se acuerdan que les conté que había un chico con el que estaba dejando de salir. Bueno el  chico estaba de viaje y por eso el tema de terminar de dejar de salir se me estaba dilatando. Por eso y por que soy un desastre para cortar claramente y una maricona para terminar. A menos de una semana de haberme enamorado a primera vista por segunda vez y haberme desenamorado la misma noche… nos volvimos a ver.

Era viernes. Llegué a la casa de un buen amigo en común (somos del mismo barrio,  así que tenemos a todos los amigos en común) . Bueno llegué a la casa de Pedrito con este chico, (un lindo chico pero no éramos el uno para el otro, además yo no lo sabía aún pero mi corazón hacía tiempo era de otro. Nunca la debí hacer tan larga para terminar de dejar de salir)

Llegué y estaba abrazada con este chico que no lograba integrarse con mis amigos de toda la vida. Yo trataba de conversar con mis amigos y estaba un poco cansada de su cara de aburrimiento cuando… ..Claro .. tal cual Netflix … solo faltaba el fondo músical y el efecto de luces…  El chico churro y malo de la peli entra por la puerta y cruzamos la mirada. Amor a primera vista por tercera vez. Nunca antes el corazón me había latido tan rápido y fuerte aunque si ha vuelto a latir así junto a él más de una vez. Fue solo mirarnos para saber que esta vez ya no nos podíamos dejar escapar. No valía meter la pata, no valía dejarlo pasar, no valía nada más que terminar juntos por siempre de una vez.

No puedo explicar todo lo que nos dijimos, nos preguntamos y contestamos. Todo lo que nos coqueteamos y entregamos con solo esa mirada…. No se podía tapar el sol con un dedo, no se podía fingir. Todos se dieron cuenta que esa historia solo podía tener un fin. Y cuando digo todos… digo todos… incluido el chico con el que estaba en la reunión.  En ese momento dijo.. ¨NOS VAMOS!… Me despertó de golpe. Me trajo de vuelta a la realidad, pero ya era muy tarde. Estábamos todos yendo al Sargento en Barranco así que con el don que tengo para hacerme la huevona le dije ¨Si! Nos vamos al sargento¨ Y no lo dejé hablar más. Nos fuimos todos en mancha mis amigos, el chico, mi flaco y todo el amor a tercera vista que te puedas imaginar.

En el sargento no tuvimos que decir nada. Ya todo estaba dicho con la mirada. Nunca había hablado tanto sin decir ni una palabra. Recuerdo esa noche y no puedo dejar de sonreír como una boba mientras tipeo estas palabras.

Le dije sin hablar , tengo asuntos que resolver . Y me dijo sin contestar tranquila te voy a esperar.

El sábado  hablé lo que tenía que hablar. Termine lo que debía terminar. Y al día siguiente por fin después de 10 años y 11 meses un domingo 5 de enero comenzamos a salir. Salimos, el domingo, salimos el lunes, el martes , el miércoles, el jueves, el viernes. Hasta que llegó el sábado. El sábado 11 de enero que fuimos nuevamente a la casa de Pedrito a recibir el cumpleaños de mi vecina, mi mejor amiga que seguía en Lima. Todos sabían que estábamos juntos, todos nos veían abrazarnos, reírnos  y estar  de la mano… ya ya  no voy a ser tan cucufata, todos nos veían chapando.  Yo estaba a menos de un año de cumplir 26 y el a unos meses de cumplir 30 . Estábamos saliendo y porfin después de más de 10 años habíamos chapado. Yo la verdad no esperaba ni necesitaba más … hasta que…

A las 2 de la mañana, ya un 12 de enero de hace 15 años me fue a dejar a mi casa y mientras estábamos en el carro, la típica del antepenúltimo chape de la noche en el carro en la puerta de la casa de la flaca… mi flaco me preguntó…  quieres estar conmigo (cuando no había nada que preguntar) y yo dije si quiero (cuando no había nada que contestar). Ya les había dicho que mi flaco era el chico malo más bueno que el pan? Ya les había dicho que yo había sido muy enamoradiza? Hacía años que ya nadie me había caído.. y no se si el le había caído a alguien antes. Solo se fue mi gran amor, mi amor a primera  vista por primera, por segunda y por tercera vez el que me termino de flechar con la ternura de la pregunta.

Como será de irónica la vida que una historia de amor que tanto demoró en cuajar una vez dicho el si se aceleró a más no poder. A los 6 meses de estar juntos me quedé embarazada, a los 11 meses nos fuimos a vivir juntos a Madrid . Al poco más del año nos mudábamos a Barcelona. Y recién a los 10 años,  como un homenaje a nuestra historia, para celebrar tanto amor y tanta felicidad con todo el barrio, la familia y los amigos  decidimos casarnos en la fiesta más feliz que he visto en vida.

Esta semana son 15 años desde esa tercera vez que me enamoré. 15 años difíciles y hermosos. 15 años que nos ha tocado luchar y crecer en todo sentido desde cero. 15 años siendo valientes y luchando por lo nuestro, así eso significara irnos lejos de casa. 15 años orgullosos el uno del otro. 15 años creciendo juntos. 15 años amándonos y aguantándonos. 15 años de historia de amor de un par de enamorados.

Anuncios

Un pensamiento en “Amor a primera vista por tercera vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s