No soy Supermamá. Ni lo soy ni lo quiero ser.

Meto la pata, me olvido de dejar a la mayor en clase de mate. Confundo loncheras y las tienen que intercambiar en el recreo. Les corto el dedito tratando de cortarles las uñas. Me quedo dormida y faltan al cole. Frustrada cuando no me hacen caso termino llorando en mitad de peleas de hermanos. No los baño más de una vez por flojera. Les corrijo la tarea y me equivoco en el ejercicio 3.

Pierdo los papeles, me molesto, me olvido, meto la pata, me canso, me da flojera, me quedo dormida y se me quema la comida.

Lo increíble es que cada vez que algo de esto pasa (me gustaría decir las pocas veces que pasa… pero no, cada vez que pasa) la cara de la casi diez y de Nacho es de foto. Rompen en risas y una y otra vez se vuelven a sorprender, se vuelven a dar cuenta como si fuera la primera vez de que mamá NO es perfecta, no es supermamá, mamá se equivoca grita y pide perdón, quema la comida hecha a reír y cenan tostadas, pierden una clase y manda una nota arrochada a la profe, da la mejor de sí, lo intenta al máximo y así y todo mete la pata… y NO PASA NADA.

O si, si pasa, pasa que les doy una de las lecciones más importantes de la vida, todos nos equivocamos, todos fallamos y así con las metidas de pata, defectos y errores nos adoramos y somos una familia feliz…Aprenden que la gente se equivoca, que los padres no lo sabemos todo,  que la vida no es perfecta y que precisamente por eso es bella y divertida.  Saben que no es grave equivocarse, que solo hay que seguirlo intentando y ya saldrá mejor. Que lo importante no es hacerlo perfecto si no dar lo mejor de si.

Yo no quiero que ellos crezcan exigiéndose constantemente, preocupados por hacer las cosas bien, quiero que se equivoquen y aprendan, que metan la pata y sepan pedir perdón, no quiero que se “preparen para la vida” quiero que la vivan cada día desde hoy. Por eso no soy supermamá ni lo quiero ser, aunque ellos sigan creyendo que puedo hacer lo imposible, sé que en el fondo son felices sabiendo que mamá mete la pata, como la meten ellos, como la metes tu, como la meto yo…..y no pasa nada.

-La Tata, haciéndole una notita arrochada al profesor.

Anuncios

5 pensamientos en “No soy Supermamá. Ni lo soy ni lo quiero ser.

  1. Ana Maria Yoplack Fortes

    Es cierto las mamis no somos perfectos, yo también deje que mi hijo faltara al nido por que me quede dormida, o me olvidado de enviar su agenda al colegio y luego la profesora me mira con cara de pocos amigos y yo con mi sonrisota de “no paso nada” jajajaja….

    Me gusta

    Responder
  2. yolanda l leon

    No te pases!!!! quedarte dormida y no llevarlos al colegio!!!! que se te queme la comida no pasa nada, pero NO LLEVARLOS AL COLEGIO!!!!!

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s