Los tres deseos.

¿Quien no soñó de chica con ser “Mi Bella Genio”? No por lo linda y divertida que era, bueno, no solo por eso, sino por lo más importante, por que podía hacer los deseos realidad.

Los deseos son un tema recurrente en mi vida, y me imagino que también en la tuya. Más de una vez me he encontrado soñando despierta “¿Mmm, si tuviera 3 deseos que pediría?” y en ese momento mis anhelos más profundos daban rienda suelta a mi imaginación.

Cuando tenía 5 años soñaba con un unicornio, ir en cohete a la luna y un hermanito… Este último después de unos años se hizo realidad, entre los unos y los otros 5 veces en total, y si bien no conseguí mi ansiado unicornio, Silvio Rodriguez y su unicornio azul llegaron a mi vida para no irse más. No logré viajar en cohete a la luna.. pero podríamos decir que un poquito que vivía ahí.

Cuando tenía 10 años quería darle la vuelta al mundo (entendí por fin que el viaje en cohete no era tan realista), no tener nunca tarea y tener la colección de stickers y papeles de carta más grande del mundo mundial. Casi la hago con los stickers, en cuanto a darle la vuelta al mundo… bueno ese año llegué a Colombia y Venezuela, ya faltaba menos. Y las tareas… que les puedo decir, no me ligó pero ni un poquito.

A los 14 la cosa cambió y se comenzó a poner hormonal: Que alguien me entienda , que desparezca el grano, y claro el más fácil, ser estrella de pop.. ( si, si.. de pop). Para mi sorpresa este último no se hizo realidad… el grano eventualmente desapareció, y en cuanto a entenderme… aún faltaban un par de años más.

Ya sin granos y sintiéndome casi adulta, los deseos giraban todos en base al próximo fin de semana. ¡Que me den permiso para la fiesta! ¡Que me den permiso para el campamento! ¡¡Que me dé bola en la fiesta o el campamento!!

Y así durante unos años, hasta que terminé de estudiar. Comencé a chambear, (quien dice chambear dice practicas con un sueldo que te alcanza para al pasaje, una coca-cola light y unas crisp). Descubrí lo que era una larga y dura jornada laboral y misia. Así aparecen  (no por mucho tiempo) los AZOS en mi vida .. Quiero tener un cuerpazo. Quiero un puestazo. Quiero un carrazo.

Con los azos aún sin resolver llega el instinto y aparecenlos deseos viscerales.  Esos deseos que de verdad, verdad quieres que se hagan realidad, deseos que sientes en la entraña y sabes son la base de tu futura felicidad: Una pareja, una casa, una familia. familia buho

Estos 3 deseos instintivos, uterinos, deseos del alma se me cumplen todos, todos, todos sin faltar uno…y con ellos llegaron los 3 grandes deseos que tengo hoy. Placeres olvidados que anhelo y espero con ansias que sean sueños que se hagan realidad:

QUIERO DUCHARME SOLA Y CON LA PUERTA CERRADA

QUIERO ENTRAR AL BAÑO SOLA Y SIN UN VOCECITA PREGUNTANDO, ¿Mamá que haces? ¿Mamá ya estás?

Y QUIERO CONVERSAR POR TELÉFONO UNA VEZ MÁS3 deseos

Si cierro los ojos y deseo con fuerza… se me harán realidad?

La Tata Soñando despierta.

Anuncios

6 pensamientos en “Los tres deseos.

  1. Lorena

    Tenemos los mismos 3 deseos !!! Sobre todo el de ducharme con la puerta cerrada 😮 y que me caiga el aguita caliente en el cuello, como me baño al último (luego de alistar a la prole y a mi esposo jajaja) encima salgo cual pollo pelado de frío. Pero ¿sabes? Creo que si pudiera, lo extrañaría 🙂

    Me gusta

    Responder
  2. Nydia

    Pues sí, se cumplirán, aunque queda en los hijos cierto radar que de pronto te llaman y te buscan desesperadamente cuando tú estás en el baño, claro, ya con la puerta cerrada…ja,ja,ja

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s