Archivo de la etiqueta: deseos

Ya ningun cumpleaños será igual…

Hoy cumplo 39 y ya ningun cumpleaños será igual. Fer, mi hija mayor lleva varios días pregúntandome, “Mami, que vamos a hacer por tu cumple?” Y se queda sorprendida cuando le digo con una sorisa “Nada, fácil saldremos a almorzar, o no sé”. “Mami, que quieres que te regalemos?” Queda boquiabierta frente a mi “No sé mi amor, lo que quieran está bien”

Y es que siempre desde el inicio de los tiempos me ha encantado, fascinado , supermegaarchi emocionado celebrar mi cumple y los regalos. Aunque fuera algo pequeño, íntimo , siempre he pasado semanas pensando que ya viene mi cumple con mucha ilusión. Ese día que es todito para mi, solito y completito para mi,  ese día donde yo soy la rock star, el centro de atención, la más engreída y  mi mundo gira en torno a lo que me provoca,  Ese día en que al soplar las velas pido mi deseo. Siempre, siempre, siempre… hasta hoy.

Este año ya no fue así, mi cumpleaños ha llegado sin darme cuenta, cómo un día más, feliz y agradecida con la vida, pero cómo un día común y cualquiera, y así lo quiero celebrar, por que después del año pasado ya nada podrá ser igual, ningun regalo lo podrá superar, ningun deseo será tan importante,ninguna vela soplada a las 12 será más mágica que la del año pasado.

¿Que fue lo que pasó? Magia, la más bella y pura magia.  Unos meses antes de mi cumple, habíamos tenido dos perdidas y decidimos parar de buscar por un tiempo para sanar y recuperarme ya que fueron muy seguidas. El día de anterior a mi cumpleaños no estaba ovulando (supuestamente) y mi flaco y yo tuvimos nuesra pequeña fiesta privada justo antes que llegaran los invitados para recibir las 12.

A las 12 soplé las velas rodeada de mis más íntimos y queridos amigos y mis hijos, entre risas y cantos debajo del árbol que me ha acompañado desde niña, que ha oído todos mis deseos y con quien he compartido todos mis sueños.  A las 12 soplé las velas deseando con toda el alma, con todo el corazón, con todo el vientre quedarme embarazada pronto y tener en mis brazos a mi tercer bebé sin saber que desde hacía un par de horas, la magia de la vida estaba haciendo ya de las suyas en mi interior.

3 semanas después me despertaba de un sobresalto había tenido un sueño. El sueño. Mi sueño. (Lo puedes leer aquí)  Soñé con una niña y salí corriendo a hacerme las pruebas. Estaba embarazada.

La vida me daba un regalo, la madre naturaleza me había escuchado. Mi deseo más profundo se había cumplido, mi sueño se había hecho realidad.

Hoy 3 años después, estoy rodeada, abarazada y apachurrada por mi flaco y mis 3 hijos. Ningun regalo, ningun deseo podrán superar eso, veo a mi maravillosa familia, los 5 en la cama, los 5 felices y me doy cuenta que mi cumpleaños ya no es solo mio. Ahora es nuestro, es un aniversario familiar. Y soplar las velas ya no es para pedir un deseo, ni cumplir un sueño, ahora es para agradecer que soy inmensamente feliz con lo que tengo, por que mis deseos y mis sueños, están los 4 junto a mi.

La Tata, feliz cumpleaños a mi.

 

Anuncios

Los tres deseos.

¿Quien no soñó de chica con ser “Mi Bella Genio”? No por lo linda y divertida que era, bueno, no solo por eso, sino por lo más importante, por que podía hacer los deseos realidad.

Los deseos son un tema recurrente en mi vida, y me imagino que también en la tuya. Más de una vez me he encontrado soñando despierta “¿Mmm, si tuviera 3 deseos que pediría?” y en ese momento mis anhelos más profundos daban rienda suelta a mi imaginación.

Cuando tenía 5 años soñaba con un unicornio, ir en cohete a la luna y un hermanito… Este último después de unos años se hizo realidad, entre los unos y los otros 5 veces en total, y si bien no conseguí mi ansiado unicornio, Silvio Rodriguez y su unicornio azul llegaron a mi vida para no irse más. No logré viajar en cohete a la luna.. pero podríamos decir que un poquito que vivía ahí.

Cuando tenía 10 años quería darle la vuelta al mundo (entendí por fin que el viaje en cohete no era tan realista), no tener nunca tarea y tener la colección de stickers y papeles de carta más grande del mundo mundial. Casi la hago con los stickers, en cuanto a darle la vuelta al mundo… bueno ese año llegué a Colombia y Venezuela, ya faltaba menos. Y las tareas… que les puedo decir, no me ligó pero ni un poquito.

A los 14 la cosa cambió y se comenzó a poner hormonal: Que alguien me entienda , que desparezca el grano, y claro el más fácil, ser estrella de pop.. ( si, si.. de pop). Para mi sorpresa este último no se hizo realidad… el grano eventualmente desapareció, y en cuanto a entenderme… aún faltaban un par de años más.

Ya sin granos y sintiéndome casi adulta, los deseos giraban todos en base al próximo fin de semana. ¡Que me den permiso para la fiesta! ¡Que me den permiso para el campamento! ¡¡Que me dé bola en la fiesta o el campamento!!

Y así durante unos años, hasta que terminé de estudiar. Comencé a chambear, (quien dice chambear dice practicas con un sueldo que te alcanza para al pasaje, una coca-cola light y unas crisp). Descubrí lo que era una larga y dura jornada laboral y misia. Así aparecen  (no por mucho tiempo) los AZOS en mi vida .. Quiero tener un cuerpazo. Quiero un puestazo. Quiero un carrazo.

Con los azos aún sin resolver llega el instinto y aparecenlos deseos viscerales.  Esos deseos que de verdad, verdad quieres que se hagan realidad, deseos que sientes en la entraña y sabes son la base de tu futura felicidad: Una pareja, una casa, una familia. familia buho

Estos 3 deseos instintivos, uterinos, deseos del alma se me cumplen todos, todos, todos sin faltar uno…y con ellos llegaron los 3 grandes deseos que tengo hoy. Placeres olvidados que anhelo y espero con ansias que sean sueños que se hagan realidad:

QUIERO DUCHARME SOLA Y CON LA PUERTA CERRADA

QUIERO ENTRAR AL BAÑO SOLA Y SIN UN VOCECITA PREGUNTANDO, ¿Mamá que haces? ¿Mamá ya estás?

Y QUIERO CONVERSAR POR TELÉFONO UNA VEZ MÁS3 deseos

Si cierro los ojos y deseo con fuerza… se me harán realidad?

La Tata Soñando despierta.