Hoy soy La Mala Madre

Hoy no puedo más con los saltos en la cama, los gritos, juegos, peleas y correteadas saliendo mojados de la piscina por la casa. Hoy no puedo más con las 37 interrupciones por hora. Las 23 preguntas  por minuto y los “¿Qué estás haciendo mami?” a penas me ven abrir la compu para comenzar a escribir.

Hoy lo siento mucho… o mejor dicho ¡No lo siento NADA! ¡Hoy soy La Mala Madre!

Hoy me escondo de mis hijos, los pequeños saboteadores,  para poder escribir lo incontables artículos que tengo pendientes. Hoy me escondo de ellos para encontrar unos sublimes minutos de silencio. Hoy me escondo de ellos para desahogarme. Hoy me escondo de ellos para ser Mala Madre.

Imagen1

La misma Mala Madre que algún día  se hizo la dormida para no leerles el cuento porque estaba realmente cansada y de mal humor.

La misma Mala Madre que el otro día se esperó antes de entrar a la casa para terminarse un helado solita sin tener que invitar. Que placer comer algo rico sin que este chupeteado.

La misma Mala Madre, que luego de un día interminable (más de una vez) no los baño porque hay que flojera, no doy más.

La misma Mala Madre que se hizo la loca en ese  cumpleaños el año pasado mientras sus hijos montaron un desastre para no tener que llamarles la atención y dejar de chismear cosas más interesantes con otras mamás.

La misma Mala Madre que la semana pasada  la hizo  larga en el supermercado para tardar más en volver a casa.

La misma Mala Madre que justo se tenía que meter a duchar cuando la bebe se recontra hizo en el pañal..( si si esas cacas que llegan hasta la nuca) para que no le toque cambiar el pañal.

La misma Mala Madre a la que se le escapa un “Aj! Que antipática eres” (con tono re picón de chiquilla)  a su hija pre adolescente cuando le dice que con ese sostén se le van las tetas caídas.

La misma Mala Madre que putea en 3 idiomas cuando se les cae el plato al suelo,  que se levanta de mal humor cuando la despiertan de un buen sueño (si exactamente en ese momento en que te iban a dar el chape de tu vida). Esa Mala Madre que se harta cuando le preguntan 17 veces seguidas en el carro.. ¿Cuánto  falta? . Esa Mala Madre que contesta “ Y ahora que!!!!” cuándo entran en fila al baño.. a penas te acabas de sentar.

Hoy soy Mala Madre y aunque los escucho preguntar ¿ Dónde está Mamá?. No pienso salir de mi escondite, no pienso dejar de tipear. No voy a permitir que me roben el silencio, este espacio, este momento. Pienso ser por lo que queda de la tarde, una Mala Madre que abandona a sus cachorros y se esconde para reencontrarse con ella misma un rato.

Hoy con orgullo,  sin vergüenza, y mucho amor propio me declaro Mala Madre por un rato.

 

Anuncios

23 pensamientos en “Hoy soy La Mala Madre

  1. July

    Te entiendo perfectamente …. yo tambien a veces soy Mala Madre … todas las somos … necesitamos hacerlos para no dejar de ser nosotras mismas … el asunto es que no dejemos que la culpa nos invada !!

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  2. Elba Gamez

    jajajaja!! me he reido!! me identifiqué con estas:

    La misma Mala Madre que el otro día se esperó antes de entrar a la casa para terminarse un helado solita sin tener que invitar. Que placer comer algo rico sin que este chupeteado.

    La misma Mala Madre, que luego de un día interminable (más de una vez) no los baño porque hay que flojera, no doy más.

    yo también he sido mala madre muchas veces!!!!

    Me gusta

    Responder
  3. gladis

    Espectacular… a veces un poquito de mala madre no nos cae mal,,, es una pausa para reencontrarse con uno misma… 🙂 Saludos y exitos

    Me gusta

    Responder
  4. Pingback: Hoy soy La Mala mamá | Diario de Una Mama Aprendiz

  5. victor

    Hola! Debo decir con todo respeto que no me gustó el post.
    La opinión de este papá es que No se es mala madre por tener sentimientos. Querer individualidad cuando de súbito y permanentemente ha sido arrebatada. Cuando a parte de las preocupaciones habituales tienes que preocuparte de la ropa, la papa, la caca, la comida, la ropa, la caca, el piso por completo salpicado con comida del pequeño y travieso demonio, la siesta, la caca nuevamente, el querer jugar interminablemente, que te salten encima cuando tratas de descansar un rato, la cena, el piso, la caca, el bolso (en el que inevitablemente viene más caca!) para un nuevo día de escuela, más juegos, energía infinita, el pijama, la papa, peppa pig, y finalmente el sueño, que por cierto sabes que te puede llegar a ti primero y hasta ahí llegaron tus ganas de individualidad. No se es mala madre cuando tienes ganas de ti misma y quieres dejar de hacer algo con ellos para poder encontrarte. Se es mala madre, y esto es mi opinión por supuesto, cuando dejas de ser tú para dedicarte a ellos, pues algún día sentirás que ellos tienen la culpa de que te hayas pospuesto. Y será triste. No eres mala madre si quieres tiempo para ti. Mas es normal y sano.
    Un saludo y ánimo!

    Me gusta

    Responder
    1. Gabriela

      Gracias Víctor por entender que el rol de la mamá no es sacrificio, es ser una mujer de ejemplo para nuestros hijos y eso es organizando nuestro tiempo, como todos debemos hacer. Yo hago todo lo que dice nuestra escritora y no me siento mala madre, creo que lo sería si les enseño que ser madre es vivir en sacrificio, entonces ellos no querrían ser madre o le temerían a serlo. Y por cierto sería una mala madre si me voy al otro extremo y los abandono, la frase ni muy frío ni muy caliente aplica perfectamente. Qué bueno que mi esposo no es el único que me apoya, seguro habrán muchos como él y como Víctor. Buen día!!!

      Me gusta

      Responder
  6. Amgela

    la verdad es que estamos a punto de enloquecer, un rato de privacidad no cae mal,,, aguantar aguantar no hay de otra pero siempre con un pequeño tiempito para nosotras,,, suerte

    Me gusta

    Responder
  7. Esther Anton

    Yo soy mala madre también muchas veces, tu articulo me ayudó mucho y me sentí identificada, me hizo recordar mis años con mis hijos de esa edad, alla por los 2000. Hoy tengo otras ocurrencias pero básicamente las mismas vivencias, con un hijo mas , mi esposo, con lo cual creció mi numero de hijos, los amo a los tres pero también me cansan. Te felicitó por tu forma de escribir, divertido y con mucho corazón.

    Me gusta

    Responder
  8. salomevalva

    si yo tambien soy una mala madre, pues hoy me di una ducha de casi 30 min. ,tan solo para escapar un rato de mi pareja y de mi bebe. Fue muy muy relajante y delicioso. lo mas gracioso fue que al salir del baño la casa estaba patas para arriba y los 2 hechos unos locos. mori de risa 😊

    Me gusta

    Responder
  9. Paola

    La culpa es imposible no sentirla. Pero lo más lindo del día es escucharlos decir “mami te amo, eres la mejor”. Para nuestros hijos somos perfectas, aunque nos sintamos malas madres de vez en cuando.

    Me gusta

    Responder
  10. Sharolai

    Yo también soy esa mala madre, pero cuando los tenemos cerca llegan a molestar y cuando los tenemos lejos como en el cole extrañamos; como dice el dicho ni chicha ni limonada, pero es rico sentir y tomarse esos momentos a solas, hace días compré dos helados igualitos y regresando a casa me dice que el que me tocó esta mas rico porque no se chorrea ayyyy y porque tu te sientas en la computadora cuando quieres y yo solo sábado y domingo?. Ojala que escribas la segunda parte para el hijo grande (pareja, esposo, cónyuge). He reido de mi misma en todo lo que relatas, gracias!!

    Me gusta

    Responder
  11. Anónimo

    Uy, yo soy mala madre bien seguido jajaja. Lo que instaure como unica regla al ser mamá fue no convertirme en la martir, la que no s ecansa, la tipica “madre solo hay una”. Y aun siendo “mala madre” la vida me regala a diario un hijo maravilloso.

    Me gusta

    Responder
  12. Lilia

    Uy yo soy mala madre muy seguido jajaja. Lo que me instaure como unica regal al ser mamá fue no dejar de ser yo, no ser la incansable, la martir, la tipica “madre solo hay una”. Y aun siendo “mala madre” la vida me regala a diario un hijo maravilloso.

    Me gusta

    Responder
  13. isabel

    cuando estas despierta desde las 4:30 am. y te acuestas a las 10 pm. de lunes a sábado, lidiando con loncheras, almuerzos, obreros, jefes cascarrabias, para regresar y lidiar sola con una niña que tiene energía para encender Lima si se queda sin luz, con sus pataletas, saltos en la cama, la cena (bendita cena, no deja de sonar como perro lastimero), la ducha (madre de Dios, no pueden quedarse puercos?), da ganas de salir corriendo despavoridos, coger un bus y no regresar en 20 años! sí, eso para las SÚPER MAMÁS que todo lo pueden es ser mala madre. Pues que creen? SOY MALA MADRE! lo dije con todas sus letras! y no me arrepiento de ser mala madre de cuando en cuando, y adivinen qué? no tengo culpa alguna (debo evitar escuchar a la voz en mi cabeza que me hace sentir culpable), todos merecemos silencio, paz y quietud por 2 minutos, sólo 2, que lindo no? una ducha de más de 5 minutos, un postre sin escuchar “mamá yo también quiero” o salir a la calle sin cargar pañitos, galletas, agua, una muda de ropa completa, crayones y papel (válgame Dios si no lo llevas), jueguetes; ir al cine y ver películas que no tengan que ver con princesas y cuentos de hadas.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s