Archivo de la etiqueta: hijos machistas

11 consejos para un Crianza NO sexista

El cambio comienza por casa, el cambio está en nuestras manos. Un mundo mejor, más justo, más humano y respetado es posible. El mundo del mañana dirigido por nuestros hijos.. esos hijos a los que estamos criando… el cambio depende de nosotros, está en nuesra criaza, en nuestro ejemplo. El futuro del mundo está en nuestras manos y está ahora mismo en nuestros brazos.
Criemos con amor, con respeto y responsabilidad. En lugar de pedir que se acabe la violencia de género, la injusticia, la falta de respeto por la vida, el machismo, la violencia. Hagamos el cambio hoy, hagamos el cambio ahora. Criemos para lograr un mundo mejor

1. Los Quehaceres de la casa: Delega en tus hijos (según edad) las mismas responsabilidades domésticas que les das o darías a tus hijas. Si tienes la pareja dales a los dos las mismas responsabilidades repartidas.  Por ejemplo, poner la mesa, lavar los platos, guardar la ropa limpia, ayudar a cocinar. Si tienes niñas y niños, ten cuidado de no delegar más tareas en las niñas, solo por el hecho de ser niñas. Ellos también deben colaborar por igual

2. Información hormonal durante la pubertad:  Cuando llegue el momento ten con tu hijo la misma conversación que tendrías con tu hija. Ellos también pasan por cambios y también necesitan saber los cambios por los que pasamos nosotras. Explícale a las niñas lo qu epasa con los chicos y viceversa. Explícales sobre cambios hormonales, sobre lo maravilloso de nuestro cuerpo. Enséñale  tus hijos, niña y niño a respetar nuestro cuerpo  y admirarlo, a entender nuestras hormonas y sensibilidad.

3. Los juegos no tienen sexo: Deja a tu niño jugar a las muñecas, está desarrollando su instinto paternal, déjalo jugar a cocinar, tal vez sea un gran cheff o si no simplemente disfrute mucho de cocinar para la mujer que ama y su familia. No le digas que son juegos de chicas, son juegos de rol, de imitación, son juegos que harán que no sea un machista. Deja que tu niña juegue a los carros, que se embarre y juegue con herramientas, que no deje de sentirse femenina por que prefiera un divertido set de herramientas que una muñeca.

4. Los niños SI lloran y las niñas no son débiles:  No hagamos que nuestros niños desarrollen una coraza de rudeza a su alrededor, una aire de superioridad que los protege del dolor y del miedo haciéndolos falsamente más fuertes y rudos que las mujeres. Déjalo llorar, déjalo tener miedo, déjalo crecer conectado con su sensibilidad. NO le e nseñes que para ser fuerte debe ocultar sus sentimientos. No le enseñemos que no tiene derecho a sentirse mal. No usemos frases de debilidad ligadas a las niñas.. ” no llores como niña” ” te asustas como niña” ” te cansas como niña” “tienes la fuerza de una niña”.  Esto es falso, despectivo, y hace mucho daño a la percepción que van creando las niñas de si mimas

5. Servirse entre todos en   casa: Antiguamente la premisa era que las mujeres debían atender a los hombres de la casa, rompamos estás viejas costumbres de raíz. Que los niños y niñas  atiendan a su hermana, a su abuela, a ti al igual que a papá , al abuelo, al tío y al hermano. Que hagan cosas por ustedes, no en un día especial, no sólo en el Día de La Madre o el Día de La Mujer, el Día del PAdre etc . Que lo hagan como algo cotidiano, que crezca haciéndolo como algo normal.. por que lo es. El servir y atender es un acto de humildad. La humildad es un valor que todos debemos tener para vivir en repsto y armonía

6. Permisos y responsabilidades  No hagas diferencias en los permisos y responsabilidades entre tus hijos solo por una cuestión de género. Si tu hijo a los 15 tenía permiso hasta la 1:00 am para volver de una fiesta, debe ser el mismo permiso que tenga tu hija a la misma edad.

7. Invitar a sus amigos del sexo opuesto Generalmente caemos en el error de solo invitar a sus compañeritos de clase del mismo sexo a jugar a casa. Inviten también a sus amigas y amigos, o a un grupo de niños y niñas Fomentemos el juego mixto , la creatividad, el juego de rol, el respeto y cariño .

8. A las mujeres NO se les agrede…no se agrede a NADIE Parece un mensaje obvio, pero a veces dejamos pasar un empujón o un grito a su hermana. Si bien los dos se pueden estar peleando y tal vez el no empezó no podemos dejar pasar una agresión por ningún motivo, y esto va tanto para niñas como para niños. En mi casa la norma es, El primero que agrede pierde, no importa quien empezó o quien tuvo la culpa, el que agrede perdió.

9. No permitas comentarios sexistas. Siempre debes levantar tu voz, debemos tener cero tolerancia ante el sexismo. Que tus hijos te vean fuerte, firme haciéndote respetar siempre.

10. El ejemplo: Podemos decirles muchas cosas, darles consejos, enseñarles, pero la verdad es que finalmente ellos aprenden del ejemplo. Que vean como se resepetan y se tratan tu y tu oareja,  que te cuida por que te ama, no por que eres débil. Que lo atiendes y engries por que lo amas no por que es tu olbigación d emuejr.  Que las tareas del hogar y la crianza sean compartidas. Y en cuanto a nosotras, lo más importante, no nos critiquemos entre nosotras. No hablemos de forma denigrante de otra mujer. Ama tu cuerpo, tu rol de madre y de mujer. Respeta y vive tu feminidad con plenitud y orgullo.  No olvides nunca lo maravillosa que eres, lo maravillosas, fuertes, valientes, poderosas y sensibles que somos. Enséñales desde tu amor por las mujeres a respetarnos a todas.

11. Respeto: Todo se basa en el respeto. El respeto por los hombres y por las mujeres, el resto por toda la humanidad sin importar género ni condicón sexual.  Enseñemos a respetar y amar la vida, la naturaleza, el planeta. El respeto y amor por todo ser vivo y por la naturaleza es la base de todo. Es la base para un mundo mejor para todos.