Confesiones de una embarazada.. no tan primeriza

 

Hoy oficialmente cumplo 8 meses de embarazo, en tan solo un mes, días más, días menos por fin tendré a nuestro tercer bebe en  brazos…. por fín? Es exacatemente eso lo que quiero decir? Es realmente eso lo que siento? Pues no… ni de cerca. Es cierto que por momentos quiero que nazca ya, tenerla en mis brazos comenzar el resto de nuestras vidas juntas..pero el resto de nuestras vidas es mucho tiempo.. es todo el tiempo,  así que  pero por otro quisera quedarme embarazada unos mesesitos más.

Pensarán que estoy loca, demente, sobre todo las que están embarazadas por primera vez. Pero creanme es mi tercer embarazo, no ha sido fácil, he tenido todas las molestias del manual que no tuve en los otros dos embarazos y así y todo, si, me quedaría embarazada unos meses más.

¿Por qué? Pues la respuesta es más simple y egoísta de lo que creen, pero muy honesta. Estoy segura que muchas de las que ya han estado embarazadas por lo menos una vez entenderán lo que digo.  Cuando estamos embarazadas es cierto que no todo es color de rosa y no siempre nos sentimos bien, todo lo contrario, los malestares suelen ser muchos y bien pesados además. Pero seamos honestas, la atención que recibimos es única.  Son 9meses en los que recibimos toda la atención del mundo, mimos y cuidados, engreímientos y detalles . Somo el centro de atención y el mundo parece girar alrededor de nosotras y nuestra panza. No solo la familia y amigos, si no hasta en la calle, eres “La Embarazada”. Pongan la alfombra roja que viene la mujer con la panza… y no es por nada, pero se siente deli pues!

Son 9 meses de ser el centro de atención que a veces terminan de buenas a primeras el día del parto. Ojo no debería ser así, pero a veces lo es. Tenemos las hormonas revueltas, estamos agotadas, y ya no somos el centro de atención… No digo que no seamos inmensamente dichosas, ni que no sea el momento más feliz de nuestras vidas, pero siendo brutalmente honesta si hay una mezcla de sentimientos que no debemos negarnos. Es el momento más feliz y completo de nuetras vidas pero también se siente raro y nos afecta luego de tanto tiempo como protagonistas pasar a un plano secundario.  (Admitirlo y pedr ayuda y apoyarnos en nuestra pareja y seres queridos en este momento será la gran diferencia para pasarlo bien, pequeño consejito, de quien ya estuvo ahí)

Pero lo más importante por lo que me pasaría muchos meses más embarazada a pesar de la acidez, los dolores de espalda, el estreñimiento y demás , es el motivo más honesto y egoísta de todos. Es por que ahora que estás dentro de mi, creciendo en mi, ahora eres totalmente mía. Saber que estás dormida, y te despiertas por la mañana cuando me escuchas decirle buenos días a papá, sentir como te mueves, tu hipo, cuando te despiertas. Estar todo el día juntas, llevarte en mi, que seas mia, miy mia, sin querer ni poderte compartir. Eso cambiará cuando nazcas. Solo te pertenecerás a ti, compartiré desde el incio mis momentos contigo y poco a poco al igual que tus hermanos te veré crecer y volverte cada día más independiente.

No sé si será por que es el tercer embarazo y supuestamente acá nos paramos o si será por que veo a mi hijo de 8 y a la de 11 tan grandes y en verdad sé lo rápido que se pasa.. pero si, así me siento. No tengo ningun apuro por que nazcas. Es más retrasate si puedes. Por  mi  serían geniales unos meses más siendo la embarazada engreída, el centro de atención, la mujer que va por la alfombra roja, llévandote dentro y difrutandote solo para ella.

IMG_5032-56

La Tata, Siendo brutalmente honestas, confiezo mi egoísmo.

 

Anuncios

3 pensamientos en “Confesiones de una embarazada.. no tan primeriza

  1. Rocio Morelli

    Que hermoso y también “doloroso” es ver crecer a nuestros hijos. Yo veo crecer a la mía a pasos agigantados y veo como se me va de las manos a pesar de tener 3 años. Ya no es más mi bebé a la que cargaba, mecía, cantaba cuando yo quería y por el tiempo que quería. Ahora es un ser independiente, con sus propias decisiones y ya sabe decir “NO”. Por eso, la cargué y la besuquié todo lo que pude y hasta ahora lo hago cada vez que me lo permite. Aun la cargo cuando vamos por la calle, me gusta cargarla, tenerla cerca. Lindo post.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s