Archivo de la etiqueta: depresión

Hola Yo, ¿Estás ahí?

Estoy un poco cansada, agotada y tal vez podría decir que hasta estresada…. es decir estoy como casi todas las mamás que conozco. Mi casi trece anda con la revolución hormonal y emocional más fuerte que nunca. Mi chiquitín que es más bueno que el pan ha entrado en plena etapa de rebeldía y la pequeña MiniBu descubrió a sus 9 meses la mamitis. Si a esto le sumamos que mi abuela no está bien y que el trabajo por más que lo amo a veces me sobre pasa (somos una maravillosa Tribu de 160 mujeres trabajando para ustedes, pero coordinar todo puede ser aunque se haga con amor muy agotador)

Hoy me dí cuenta que tengo semanas sin escribir. Que e mi cuaderno de pendientes por cada pendiente que tacho aumento otros 3. Y que no tengo tiempo ni para respirar. Hoy todo estaba bien, como siempre, pero en un momento, al ver todo lo que tenía por hacer, de chamba, familiar, personal, sentí que me iba a quebrar.

En ese momento entró mi flaco amado y solo atiné a decir: “necesito tiempo para mi” Cómo sería mi cara que me dijo “Anda, sal.. ahorita” Sólo le faltó decirme: huye! Corre lola , corre!

No lo pensé dos veces y salí literalmente con el celular en una mano y la billetera e la otra corriendo como una loca. La verdad es que no corrí mucho por que a la cuadra y media vi la peluquería como una aparición divina.

Hoy me toca a mi.. por que yo lo valgo pensé y reí cachosamente solo para mi.

Parecía una niña en una tienda de dulces pidiendo de todo. Las chicas me alucinaban loca, en lugar de preguntar cuanto cuesta yo preguntaba cuanto demora..Cuando demora que me hagan el tinte? 1 hora…. mmm y si me hago iluminación, entonces son 2 horas. Eso quiero! Y si me hago las manos?.. 15 minutos ¿Y si también me hago los pies? Media hora más.. y si me corto el pelo? y así así hasta que me hice de todo.

Mientras tenía a una de las señoritas haciéndome las manos, la otra masajitos en los pies y al tercera me agarraba el pelo mientras me ponía el tinte… Oh por dios que rico! Me reecontré, fue como visitar a una amiga. Hola Yo como estás? Estoy cansada me contesté. Lo sé me dije.. no te olvides de mi me recordé.

Luego de 3 horas, regresé a casa caminado lentito, lentito pero segura. No importa cuantos pendientes tenga en el cuaderno, no importa cuan demandantes estén mis hijos el día de hoy, no importa que me falten cosas por hacer en la casa… si yo no estoy bien, nada está bien.

Las mamás solemos hacer eso, de forma inconsciente creo. Nos exigimos al máximo, nos dejamos de lado, nos ponemos en último lugar y claro, llega el momento en que o nos quebramos o estallamos. No nos podemos hacer eso, hay que darnos tiempo, cuidarnos, engreírnos, respirar, cuidarnos como cuidamos a nuestra familia, por que somos parte de ella, por que debemos estar bien junto con ellos, para nosotras mismas y para ellos también.

Cuantas veces he aconsejado que nunca se deben dejar de lado, que siempre deben dedicarse tiempo, cuidarse, mimarse. Y sin embargo yo no lo estaba haciendo por mi. No me di ni cuenta en que momento pasó hasta que hoy casi me quiebro. En casa de herrero cuhillo de palo dice mi abuela.

En mi lista de pendientes desde hoy, el primero de la lista va a ser visitarme un ratito. Ya sea meditar, hacer yoga, una escapada, una ducha tranquila, un café con una amiga, leer uno de los libros que hace tanto tiempo quiero empezar. Algo, todos los días voy a hacer algo por mi y para mi, por que si yo estoy bien, todos estamos mejor… y sabes que.. POR QUE YO LO VALGO!

La Tata, también a veces quiere salir corriendo!

Anuncios

Confesiones de una embarazada.. no tan primeriza

 

Hoy oficialmente cumplo 8 meses de embarazo, en tan solo un mes, días más, días menos por fin tendré a nuestro tercer bebe en  brazos…. por fín? Es exacatemente eso lo que quiero decir? Es realmente eso lo que siento? Pues no… ni de cerca. Es cierto que por momentos quiero que nazca ya, tenerla en mis brazos comenzar el resto de nuestras vidas juntas..pero el resto de nuestras vidas es mucho tiempo.. es todo el tiempo,  así que  pero por otro quisera quedarme embarazada unos mesesitos más.

Pensarán que estoy loca, demente, sobre todo las que están embarazadas por primera vez. Pero creanme es mi tercer embarazo, no ha sido fácil, he tenido todas las molestias del manual que no tuve en los otros dos embarazos y así y todo, si, me quedaría embarazada unos meses más.

¿Por qué? Pues la respuesta es más simple y egoísta de lo que creen, pero muy honesta. Estoy segura que muchas de las que ya han estado embarazadas por lo menos una vez entenderán lo que digo.  Cuando estamos embarazadas es cierto que no todo es color de rosa y no siempre nos sentimos bien, todo lo contrario, los malestares suelen ser muchos y bien pesados además. Pero seamos honestas, la atención que recibimos es única.  Son 9meses en los que recibimos toda la atención del mundo, mimos y cuidados, engreímientos y detalles . Somo el centro de atención y el mundo parece girar alrededor de nosotras y nuestra panza. No solo la familia y amigos, si no hasta en la calle, eres “La Embarazada”. Pongan la alfombra roja que viene la mujer con la panza… y no es por nada, pero se siente deli pues!

Son 9 meses de ser el centro de atención que a veces terminan de buenas a primeras el día del parto. Ojo no debería ser así, pero a veces lo es. Tenemos las hormonas revueltas, estamos agotadas, y ya no somos el centro de atención… No digo que no seamos inmensamente dichosas, ni que no sea el momento más feliz de nuestras vidas, pero siendo brutalmente honesta si hay una mezcla de sentimientos que no debemos negarnos. Es el momento más feliz y completo de nuetras vidas pero también se siente raro y nos afecta luego de tanto tiempo como protagonistas pasar a un plano secundario.  (Admitirlo y pedr ayuda y apoyarnos en nuestra pareja y seres queridos en este momento será la gran diferencia para pasarlo bien, pequeño consejito, de quien ya estuvo ahí)

Pero lo más importante por lo que me pasaría muchos meses más embarazada a pesar de la acidez, los dolores de espalda, el estreñimiento y demás , es el motivo más honesto y egoísta de todos. Es por que ahora que estás dentro de mi, creciendo en mi, ahora eres totalmente mía. Saber que estás dormida, y te despiertas por la mañana cuando me escuchas decirle buenos días a papá, sentir como te mueves, tu hipo, cuando te despiertas. Estar todo el día juntas, llevarte en mi, que seas mia, miy mia, sin querer ni poderte compartir. Eso cambiará cuando nazcas. Solo te pertenecerás a ti, compartiré desde el incio mis momentos contigo y poco a poco al igual que tus hermanos te veré crecer y volverte cada día más independiente.

No sé si será por que es el tercer embarazo y supuestamente acá nos paramos o si será por que veo a mi hijo de 8 y a la de 11 tan grandes y en verdad sé lo rápido que se pasa.. pero si, así me siento. No tengo ningun apuro por que nazcas. Es más retrasate si puedes. Por  mi  serían geniales unos meses más siendo la embarazada engreída, el centro de atención, la mujer que va por la alfombra roja, llévandote dentro y difrutandote solo para ella.

IMG_5032-56

La Tata, Siendo brutalmente honestas, confiezo mi egoísmo.

 

Semana 11: Hormona, déjame en paz!!!

Hasta hace unos días todo era paz y amor. Era una romántica, frágil y dulce embarazada, sobrellevando los malestares del primer trimestre… Me miraba en el espejo y era una especie de Blanca Nieves, tan dulce,  tan embarazada, tan mimada, tan desprotejida…Fue cumplir la semana 11 y algo cambio, ya no me sentía tan frágil ni tan dulce, la hormona se apoderó de mi. Me había convertido en  la madrastra… espejito, espejito a quien jorobo hoy? Y claro durante días siempre salió el mismo sorteado… mi pobre flaco!

Flaco de mi vida que paciencia por favor!!!!!

Les juro que no se que pasó, pero durante días no me aguantaba ni yo misma. Los cambios de estado de ánimo eran insoportables y siempre había una victima.. la misma victima.

Pasaba del amor más puro, purito a las puras, puritas ganas de jorobar. Si estaba en la casa me sentía agobiada y necesitaba mi espacio.. pero si se le ocurría irse a trabajar o salir no paraba de bombardearlo con mensajitos de te extraño, vuelve, me siento sola, me da nervios quedarme sola, te necesito.. lo peor.. es que sentía cada una de esas cosas, todas juntas a la vez.

Pasar del no te soporto a no puedo vivir sin ti en milésimas de segundo nos hizo sospechar que tal vez podía ser mujer. Por que así tal cual me sentía, con la regla y doblemente hormoneada… con Fernanda, mi hija mayor.  No tuve malestares, pero me volví loca, perdí la cordura, perdí la cabeza y no fue por amor, fue por la hormona! Con Fer me duró todo el embarazo, lo que aún no entiendo es como me duró mi flaco, jajajaja pobre ahí siq ue le hice la vida imposible.

Esta vez fueron solo unos días, muy intensos, peros solo días contaditos con los dedos. Antes de terminar la semana, ya me sentía más equilibrada. Nuevamente frágil, cansada, feliz, amorosa y sensible.. eso si el llorar por todo no se va jamás ( ya ando lagrimeando sólo de escribirlo)

Es increíble la capacidad que tenemos de volvernos totalmente locas y recuperar totalmente la cordura no? Maravillas de la maternidad chicas, todas esas cositas bonitas que no siempre nos cuentan, pero que están ahí,  tan reales. Así que ya saben, si sienten que la hormona se apodera de ustedes , no se asusten, no están perdiendo la cabeza.. las ha invadido a hormona. llamen  a Emma y que les haga sus florcitas y recuperen la paz!

 

Mis grandes aliados en la 11va semana de embarazo fueron:

Mi Flaco de mi vida!!

Y el gran aliado de mi flaco en esta semana de locura:

Emma Terapista de flores de Bach: https://www.facebook.com/pages/Flor-de-Vida-Terapias-Hol%C3%ADsiticas/1422987378004059?ref=profile