Carta a mi madre adolescente

Hola Mamá,

A pocos días de cumplir 40 años , de haber llegado casi a la mitad de mi vida necesito decirte mamá que todo salió bien, SOY FELIZ.

Quisiera hoy más que nunca poder retroceder el tiempo y darte esta carta hace 40 años, cuando estaba a punto de nacer.

Quiero decirte que es normal que estés aterrada, que no tengas ni idea de que es lo que te espera y que no te sientas mal si sentiste alguna  vez que te jodiste la vida , que no estabas preparada. Quiero decirte (aunque tu sola lo descubrirás en un futuro) que esto lo sentimos casi todas  las madres no importa la edad que tengamos.

Quiero advertirte que te van a juzgar, van a  ser muy  pocos los que te apoyen. A pesar de que solo eres una niña y necesitas ayuda te darán la espalda precisamente por eso. Tranquila, no los vas a necesitar, no vale la pena.  Lo hiciste bien, lo hiciste tu, lo hiciste por las dos y nunca jamás me dejaste de lado. Siempre saliste adelante conmigo en tus brazos.

Quiero que entiendas que te vas a equivocar, que muchas veces vas a meter la pata, que vas a ser injusta e inmadura y que muchas veces no tendrás ni idea de qué hacer… como nos pasa a todas las madres.

A veces vas a meter tanto la pata conmigo que creerás que nunca te perdonaré. Si hubo algo que perdonar, tranquila , yo ya lo olvidé.

Quiero que sepas que vas a ser una madre joven, una mamá  llena de energía vitalidad y alegría, voy a ser feliz jugando junto a ti. Haremos travesuras juntas y acompañarte en todas tus rebeldías y aventuras me hará  valiente y nunca tendré miedo al cambio.

Vivir junto a ti tu juventud sembrará en mí seguridad, confianza y ganas de comerme el mundo. Conocerte joven y alocada pero a la vez madre y madura estrechara la distancia entre las dos y me hará poder confiar siempre en ti, contártelo todo, sabiendo que me entiendes y que no seré juzgada.

Quiero que nunca olvides que somos los hijos quienes elegimos a los padres, y yo sabiendo lo que nos esperaba, te elegí a ti para que crecer en tus brazos y junto a ti.

Hoy 40 años después y con una hija entrando en la adolescencia te puedo por fin decir “te entiendo mamá” .. no te juzgo, eras solo una niña criando a otra. Quiero que sepas que a pesar de todas las metidas de pata, de la inmadurez, o lo que te pueda haber preocupado,  HOY soy feliz. Todo salió bien. Me criaste bien. Lo hiciste bien.

Sé que hoy estás orgullosa de mi, de quien soy, de como soy . Pero en verdad, debes estar  orgullosa de ti, porque fuiste tu, una madre sola y adolescente la que me crío así.

Desearía que pudieras leer esto 40 años atrás , para abrazarte fuerte y decirte, confía en ti, todo saldrá bien, vas a criar a una hija que hoy es una mujer feliz con una familia feliz y eso es lo más difícil y lo único que importa.

Tu hija que te adora, más  preparada que nunca para nacer en tus brazos

Paris 1977

(Imagen Claudia Tremblay)

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s