Archivo de la etiqueta: La Casi diez

A punto de convertirme en “La Loca de mi Vieja”

Todas hemos pasado por una etapa de nuestras vidas en la cual nuestras pobres madres, si, NUESTRAS POBRES MADRES, han pasado de ser “Mi mami es la mejor del mundo” a ser “La Loca de mi Vieja”

La Casi Diez cumplió los diez hace un rato ya. Entró en la pubertad y por la misma puerta entre yo al catálogo de madres locas, incomprensibles e incomprendidas. A la sección de viejas locas.

¿Te acuerdas cuando tenías 10,  13, 15… y sentías que tu madre no te entendía? ¿Te acuerdas lo injusta que podía ser?  ¿Cómo te contestaba cosas que provocan en ti el llanto inmediato y las ganas locas de salir corriendo a tirar la puerta de tu cuarto mientras ella se quedaba con cara de pócker, haciéndose la loca, como si no entendiera que te hizo sentir mal ? ¡Pues SORPRESA! ¡No se hacía! En verdad.. simplemente no lo entendía…

Imagen2

 

¿Y si la vieja loca… no estaba tan loca… y tal vez, solo tal vez las medio locas eramos nosotras?

“La pubertad y adolescencia es una etapa tan hermosa como difícil”… vaya noticia, eso ya lo sabía… para lo que no estaba preparada era para que fuera tan difícil para mi también!

 

Desde sus ojos paso de ser su madre adorada a la bruja malvada en cuestión de 3 pestañadas. De ser su confesora a su rival en solo dos comentarios. De saberlo todo a no saberlo nada constantemente… nunca fui tan bipolar en mi vida, ya no soy una madre. Creo que tengo problemas de doble personalidad, hasta ahora no me había dado cuenta… soy Dr Jekyll y Mr.Hyde.

Y así una vez más sin darme cuenta me encuentro otra vez evocando frases mamísticas tatuadas en mi ADN, “Hija ponte algo de manga larga encima para ir  al cole” “Por que hace frío para ir en BVD amor” “Ya se que es lindo, pero no vas a un desfile de modas, vas al colegio”, “Si, por que lo digo yo”, “No me contestes así, más respeto señorita” “¡¿Y encima vas a llora tu?! Debería llorar yo por como me contestas!” “No tires la puerta” tarde ya la tiró, ya me odió y ya está llorando.

Ahora encima la debería de cuadrar.. o no? Nada. Respirar hondo, mantener la calma, o encontrarla en el fondo de un cajón  y hablar. Hablar con ella, una y otra vez. Recordarle que no soy el enemigo, que soy su madre, que entiendo que pierda el control pero que no puedo permitir que me pierda el respeto. Que la amo con todo mi alma y con lo que me queda de cordura, que estoy para ayudarla no para atacarla.

Y sobre todo hija mía, espero que entiendas que en los próximos años sufriré ante tus ojos de un trastorno de personalidad multiple y pasaré de ser tu madre adorable de hija maravillosa a la vieja loca de hija adolescente, en un suspiro o tres pestañadas, en el momento que menos lo esperes y más lo necesites, por que así nos hacemos grandes. Pero tranquila mi amor, será un trastorno temporal. Te prometo que alrededor de tus 18 recuperaré mi salud mental, me curaré de los trastornos de doble personalidad, encerraré a la vieja loca en un cajón con llave y quedará a tu lado tu madre, la adorable, para amarte y entenderte siempre….

sueña…Siempre y cuando en esos años no pierda la cordura y la paciencia por completo!

– La Tata, pasé de hacer bancos de leche a hacer bancos de paciencia.

“La Casi Diez” …ya tiene diez.

Hace dos meses la “Casi diez” cumplió por fin los diez y como verán yo aún tengo problemas digiriendo la noticia. No por que ya tenga 10, tampoco por que ya pasó un década desde que nació,  ni por que eso signifique que yo también ya soy una década mayor (ouch eso dolió)

Me cuesta digerirlo por que cumplió los diez y algo cambio. Pasé de ser mirada solo idílicamente a ser mirada, a veces, competitivamente… y para eso , debo confesar, aún no estaba preparada.  Racionalmente se que eso es lo que toca ahora, ella debe comenzar a marcar su terreno, a reforzar su personalidad, su feminidad, y para eso, claro debe comparar, retar, definir.. con quien? conmigo pues, soy su mamá. Por que claro, con su papá… con su papá ha pasado todo lo contrario, hemos vuelto a los 2 años, donde papi es solo suyo, es su príncipe, es perfecto y el mejor.

Así que nada acá estoy haciendo de tripas corazón, teniendo paciencia, respirando contando hasta cuatro,  contestando con amor y claro, a quien quiero engañar… tratando de no picarme cada vez que me equivoco y me suelta un “te lo dije”, o cada vez que entre mi flaco y yo estamos tratando de decidir algo y ella sin saber de que se trata suelta “la idea de papi es mejor, las ideas de papi siempre son mejores”.

Debo confesar que contar hasta cuatro no siempre funciona.. y me pico. Y me pico y caigo en el juego y caigo y contesto alguna pachotada, casi casi amenaza… “Ok Fer, estás asisito de llegar a la adolscencia tu eliges si lo vamos a pasar bien o mal” ¡¡¡Que me pasa!!! ¡Soy la mamá no la hermana mayor, ni la amiga adolescente! Pero bueno, soy mamá pero también soy humana, soy mujer.. y picona pues!

No todo el rato es así. Son solo pequeños momentos, pero lo cierto es que duelen como espinitas… y es que crecer duele pues no? ¿Pero no se suponía que le dolía al que crecía? Por que no avisan que nos dolía más a las mamás!

Pero bueno es parte de la vida, es parte de crecer y entre nos, comparando con los momentos de felicidad, de amor y de intimidad entre las dos, esos momentos de pulso, de retos de espinas no son nada. Ella está creciendo y debe marcar su terreno, y  lo está haciendo muy bien. Los que a conocen saben que es  una chica fuerte, valiente y rebelde, llena de energía y con una super personalidad.. así que me espera tremenda chambita. También se que pasará de retarme a alejarse y aunque me duela me debo preparar con amor para eso también, por que también se que así como se irá también volverá. Volverá por que soy su mamá, por que sabe que aunque ella se vaya y vuelva cada vez que quiera, ahí estaré yo, para abrazarla, para apoyarla, para que me rete, para que me pique, para reír con ella y para consolarla, para meter la pata y para amarla, siempre estaré ahí aunque me pique por que soy su mamá.

sueña

Y ahora que he escrito esto me acordé de este post que le escribí cuando cumplió diez y que hoy 2 meses después lo siento más fuerte aún en mi. Te regalo alas mi amor.

“Hoy cumpliste 10. Una década en la vida, 3650 días en la mía. Mentiría si dijera que son 10 años en los que te vi crecer, porque la verdad es que son 10 años que he crecido junto a ti. Cuando llegaste a mis brazos yo no sabía ser mamá, pero tu supiste ser mi hija desde que te conocí. Me enseñaste a amar, a perdonar, a tener paciencia, a ser feliz, a tener control, a respirar, tu a mi me has enseñado a vivir.

Hoy te veo, bella, brillante y feliz soplando tus velas y quiero regalarte el mundo, el cielo y las estrellas, pero no. Lo que te regalo son alas mi amor, para que en los años que vienen aprendas a volar. Porque veo la maravillosa niña que eres, brillante, hermosa, valiente y atrevida y no puedo más que sentirme orgullosa de ti. Te doy alas mi amor para que vueles lejos para que llegues alto, para que des la vuelta al mundo y a los sueños y para que siempre , pero siempre siempre, puedas volar cada vez que quieres de vuelta a mi brazos.”

-La Tata , una década siendo tu mamáa volar