Archivo de la etiqueta: adolescencia

El primer beso♥

Mami, ¿Cómo fue tu primer beso? ¡¿Mami a qué edad tuviste tu primer enamorado? ¿Cómo fue? ¿Dónde fue? ¿Que se sintió? ¿Te dio roche?

Mi bella casi once.. si, si ya es hora de admitirlo, la pubertad llegó y mi bella dejó de ser una tierna casi diez para convertirse en una maravillosa casi once— Bueno mi maravillosa casi once me bombardea a preguntas, llena de curiosidad y ansiosa de respuestas.

En qué momento pasamos de Mami pon mi diente debajo de la almohada , a ¿Mami cómo fue tu primer beso?… ¿Cómo que en qué momento??? En casi 11 años será..¿No?

Volví a mirar a mi pequeña niña que esperaba curiosa y ansiosa mi respuesta, por saber más de mi adolescencia. Le conté mi historia, me contó también sus cosas, sobre su vida, el cole, sus sueños y sus amigas, hablamos mucho rato. Conversamos y reímos, fuimos cómplices y me sentí segura, tranquila y agradecida de la confianza, la intimidad que tenemos… y en ese momento me di cuenta de una verdad que hace tiempo me ronda. No me da miedo que crezca, ni las cosas que están por pasar, ni las preguntas que están por venir. Me daba miedo que no venga corriendo a mi cuando tenga una duda, cuando no sepa que hacer, cuando sea feliz, cuando le guste un chico, cuando le rompan o rompa el corazón. Pero sobretodo me aterra pasar esa delgada línea que separa la maternidad de la amistad.

Vuelvo a ver su cara relajada, curiosa y confianzuda preguntándome ¿Mami, como fue tu primer beso? Y me vuelve el alma al cuerpo. Debo confiar en seguir haciendo lo que he hecho hasta hoy, lo que nos puso hoy frente a la pregunta y frente a la respuesta, frente a las risas y la confianza, frente a esta niña maravillosa que corre a mis brazos cuando necesita respuestas.

Luego de un rato tiradas sobre la cama, vuelve a interrumpir el silencio y me dice:

«Mami, cuando se más grande, el día que me de mi primer beso, te lo voy a contar a ti primero ¿Ya?»

Ahora si, mi felicidad es plena, se me derrite el corazón y mi alma baila de contenta.

No se que pasará el día de su primer beso, no se si vendrá corriendo a contármelo o si llamará a su mejor amiga, o tal vez se guarde el secreto para soñarlo un rato más. No lo sé y no importa. Lo único importante es que hoy, en este momento, ella cree y confía en mi. Hoy no soy su mejor amiga, soy su madre y me lo quiere contar todo. Hoy, en este preciso momento estamos más unidas que nunca, unidas por secretos, amor, intimidad y risas.  Hoy confía en mi y está segura de querer contarme su primer beso y eso es lo único que importa, por que hoy es lo único que tenemos, hoy es lo único que existe, y es hoy que debemos ser felices♥

-La Tata, hoy.

Siempre seré una madre primeriza

Cuando hablamos de «primerizas» nos imaginamos a una mamá embarazada, con un bebe o un niño pequeño.  Cuando vemos a una mamá de hijos adolescentes, la vemos como una madre experimentada, que ya lo sabe todo y es la voz de la experiencia. FALSO! MENTIRA! Puede que las que tenemos hijos más grandes tengamos un par de años más de experiencia, pero te confieso querida compañera de tribu, que lo de primerizas no nos lo quita nadie..

Los hijos van creciendo y nosotras con ellos de la mano. Nada nos prepara para lo que viene en la siguiente etapa. Luego de la primera teta, el primer mamá, la primera papilla, el primer diente, el primer paso, el primer día de cole y muchas primeras veces más la cosa no termina ahí. Hay muchas primeras veces que nos acompañarán durante toda la vida cuando eres mamá, por que la maternidad no se acaba con la niñez, la maternidad dura para siempre.

Yo hoy entrando a la pubertad me siento más primeriza, más perdida y más llena de dudas que nunca. Me encuentro frente a un sin fin de nuevas primeras veces, y no siempre sé si estoy reaccionando bien o tomando las decisiones correctas. Me siento tan vulnerable y dudosa como me sentía cuando la tuve en mis brazos por primera vez. Todas las dudas y preguntas vuelven a mi cabeza ¿Lo haré bien? ¿Soy buena madre? Y ahora…¡¿Qué hago?!  y con ellas también todas las emociones maravillosas de verla crecer y disfrutar de la vida. Me temo  que esta sensación de primeriza no va a desaparecer cuando superemos el primer beso, la primera regla, la primera fiesta y la primera rotura de corazón.

Hoy tengo más claro que nunca que seré primeriza por el resto de mi vida, que cuando supere la adolescencia y mi pequeña sea ya una mujer, aún habrán un sin fin de maravillosas primeras veces por venir. Los nervios cuando se vaya de viaje sola por primera vez, el orgullo que sentiré ese día que tomemos desayuno en su primer día de trabajo, el vacío y satisfacción de verla crecer cuando se independice y se vaya a su primer segundo hogar. La primera vez que me invite a comer a sus casa.

Me alivia saber que seré primeriza por siempre, que aún hay mucho por descubrir, que nos faltan infinitas primeras veces por sentir. Que seguiremos creciendo juntas de la mano. Que hay mucho que me falta por aprender como mamá en este largo y mágico camino. Que hay emociones maravillosas que me quedan por vivir por primera vez, cada una más maravillosa que la otra. Como cuando llegue a casa, corriendo a mis brazos y me diga, «Mamá. Estoy embrazada. Voy a ser mamá.» Cuando la vea por primera vez con su hijo en los brazos y me lo de para cargarlo y olerlo por primera vez, parte de mi, el bebe de mi bebe. Y es que si, así es, seremos primerizas por siempre y para siempre, por que seremos madres toda la vida, y esto no se nace sabiéndolo hacer, esto se aprende viviéndolo un día a la vez.

La Tata, agradecida de ser primeriza por el resto de su vida.

20 consejos a mi hija para cuando llegue la pubertad.

 

Para que los leas cuando ya no me quieras escuchar:

1-  La Regla: Te pondrás de mal humor y bastante más sensible. Acéptalo. No te piques ni lo niegues, tienes la regla, necesitas tu espacio y tienes derecho a estar irritable. Ojo, no estás enferma, estás pasando por uno de las cuatro maravillosas etapas de tu ciclo, estás pasando por tu luna, estás siendo mujer. Arma tu kit de la regla y engríete:  Pijamón rico ,suave y cómodo para marmotear en casa, libro favorito, lápices, lapiceros y tu diario, arma un CD con las canciones que más te gusten y te alegren el alma.. y claro infaltable, buenas dosis de tu chocolate favorito:  cookies-n-cream. Aprovecha tu luna y regaláte tiempo. Aprende a disfrutar de tu compañía.

2- Uno siembra lo que cosecha: En la vida toda acción tiene una consecuencia. Da lo mejor de ti, haz el bien, esfuérzate. Haz las cosas con pasión, amor y convicción. Recibes lo que das, da lo mejor de ti, siempre.

3- Quiérete:  Quiérete, cuida tu aspecto, ponte guapa. No te pongas maquillaje ni cosas que tu piel aún no está preparada para usar. Cuídala. Cuída tu pelo, peínate aunque tengas flojera. Vístete con ropa limpia, siempre manteniendo tu look pero sin ser descuidada. No toda la ropa te quedará bien, todos los cuerpos son diferentes y hay modelos para todas, elige bien, lo que te siente, lo que te guste, con lo que tu te sientas cómoda. Mírate al espejo, y mira en tus ojos lo bella que eres, siente hermosa, por que eres una mujer maravillosa.

4-  Mascota: Ser responsable de una mascota, será una de las experiencias más importantes que vas a vivir, será uno de los primeros amores de tu vida. Aprenderás a cuidar a un ser vivo que depende de ti, a engreírlo, a educarlo, a amarlo, a construir una relación para toda la vida. Lo verás crecer, seguirte y quererte, será tu primera experiencia de crianza, aprenderás a respetar la vida.

5- Me volveré loca:  Las cosas se pondrán difíciles entre nosotras, creerás que me he vuelto loca, que ya no te entiendo, que no me acuerdo cuando era joven, que no entiendo nada. Pero debes saber que si entiendo, que si me acuerdo, y por eso te dejaré tu espacio, pero no dejaré de ser tu mamá, te llamaré la atención cuando tenga que hacerlo y te abrazaré cada vez después de ello. Pasaré de ser tu mamá adorada a  la vieja loca.Pero tranquila mi amor, será un trastorno temporal. Te prometo que alrededor de tus 18 recuperaré mi salud mental y seguiré ahí a tu lado, como siempre esperándote en mis brazos.

e70e5215a686c65eee57e6b4f5b8fddc

6- El rechazo: En el algún momento, no tan lejano un chico se va a enamorar de ti y tu tal vez no sientas lo mismo por el. Cuando le digas que no sientes lo mismo, hazlo con cariño, no seas dura, no seas cruel. Rechazalo con amabilidad y con respeto. Mañana tu podrías estar en la misma situación.

7. Tu cuerpo: Tu cuerpo es solo tuyo. Solo tu pones las reglas, no las pongo yo, no las pone papá, no las pone tu futuro novio. Eres fuerte, inteligente, hermosa y valiente, solo tu debes decidir sobre ti.

8. Hobby. Encuentra aquello que te gusta hacer, en lo que te guste pasar tu tiempo libre, puede ser un deporte, arte, actividad. Encuentra aquello que te haga feliz, que te apasione y te llene de satisfacción. Y cuando lo tengas no lo dejes ir. Dedícale todo el tiempo que puedas, esfuérzate, disfrútalo, ámalo, es posible que hayas descubierto tu talento.

9.  No trates de caerle bien a todos: Para mi no hay chica más simpática que tu, pero claro yo soy tu madre. No a todo el mundo le vas a gustar, habrá gente a la que le caigas mal (así como tu no aguantas a todos tampoco) Asúmelo, asimilalo y sigue adelante. No tienes que gustarle a todos y no todos te tienen que gustar a ti. Si todos fuéramos iguales la vida sería muy aburrida corazón.

10. No debe ser perfecta, solo debe ser feliz. No pierdas tiempo tratando de hacer todo bien, todo perfecto. No tengas miedo a equivocarte una y otra vez. La vida es lo que va pasando mientras vamos aprendiendo, el único error que no debes cometer es dejar de ser feliz.

11. Amigos: Como dice mi abuela, los amigos se cuentan con los dedos de la mano. Cuida a tus amigos, a tus mejores amigos, los cercanos, los que serán tus amigos para toda la vida. Confía en ellos, quiérelos, escúchalos, cuídalos y defiéndelos. Se una amiga leal y fiel siempre.1798464_719063071477130_2084397992_n

12. Los mayores Escuchar a tus abuelos,o bisabuelos puede aburrirte pero estoy segura que si escuchas con atención podrás disfrutar de historias increíbles. Leyendas familiares llenas de historia y recuerdos. Legados que serán transmitidos de generación en generación y que tu un día contarás a tus hijos. Conoce tu pasado , respeta a tus abuelos y ama tus raíces.1aafff7512ed0ccde07c4c0d9186401713. El amor: Te vas a enamorar más de una vez. antes de conocer al amor de tu vida. Y cada vez que se acabe sentirás que se te cae el techo encima, que es el fin del mundo, pero tranqui, no dura mucho, son solo unos días. Métete en mi cama, veamos pelis de chicas, comamos cancha con chocolate y rajemos un poco. Tienes 3 días para andar con tu kit de regla (muy útil en caso de rupturas) y al 4to te metes un duchaso deli y a otra cosa mariposa.

14. Tu chispa : No pierdas tu autenticidad tu chispa, tu sello por nadie. Es lo que te define, es quien eres y si a alguien no le gusta o no sabe ver lo maravillosa que eres, es su problema, no el tuyo.

15. Trabaja: Cachueleate, aprende a ganar plata para ti con tu esfuerzo. Pequeños trabajos que te harán sentir más independiente. Haz de canguro, trabaja en una feria, haz pulseras y véndelas. Lo que te guste, lo que hagas bien. Pero aprende a hacer algo pequeño con lo que puedas ganar un dinerito para ahorrar y comprarte esas cosas que tanto quieres. Te sentirás orgullosa de ti.. yo ya lo estoy.

16. Libros, Música y Pelis: Lee, escucha y mira los libros música y películas que disfrutábamos tu papá y yo cuando eramos jóvenes. Conoce nuestro mundo, vívelo y encuentrale el gustito.  Baila Step by Step conmigo, cantemos Flaca de Calamaro juntas y veamos Duro de Matar I con papá (siiii te lo puedes creer, Bruce Willis tenía pelo!)

17. Aprende de los errores ajenos : No hagas las cosas solo por que los demás lo hagan. Confía en tu instinto y tu criterio, si crees que hay algo que no debes hacer no lo hagas por la presión del grupo. Aprende de los errores ajenos y no los repitas tu.

funny-girl-hugging-elephant-cute18. Sueños: Ya estás grande, pero eso no significa que debas dejar de soñar. De ilusionarte, de creer, de desear. No dejes de soñar, por que si no no lo podrás hacer realidad. La magia existe amor, y lo sé por que tu eres mi milagro.

19. Adultos: Debes saber que los adultos no somos dueños de la razón ni la verdad, nos equivocamos y mucho. Tenemos más experiencia pero también metemos la pata. No tengas miedo a dar tu opinión o estar en desacuerdo, puede que tu tengas razón. Eso si, siempre con respeto y educación.

20.  Lo más importante: No importa cuando más crezcas, ni cuan grande y madura seas, tendrás que aceptar que para mi siempre serás mi pequeña hermosa que se pasa a mi cama y duerme en mis brazos con su muñeca de trapo.492a58eb139ceee7fa747d68313106c6

 

A punto de convertirme en «La Loca de mi Vieja»

Todas hemos pasado por una etapa de nuestras vidas en la cual nuestras pobres madres, si, NUESTRAS POBRES MADRES, han pasado de ser «Mi mami es la mejor del mundo» a ser «La Loca de mi Vieja»

La Casi Diez cumplió los diez hace un rato ya. Entró en la pubertad y por la misma puerta entre yo al catálogo de madres locas, incomprensibles e incomprendidas. A la sección de viejas locas.

¿Te acuerdas cuando tenías 10,  13, 15… y sentías que tu madre no te entendía? ¿Te acuerdas lo injusta que podía ser?  ¿Cómo te contestaba cosas que provocan en ti el llanto inmediato y las ganas locas de salir corriendo a tirar la puerta de tu cuarto mientras ella se quedaba con cara de pócker, haciéndose la loca, como si no entendiera que te hizo sentir mal ? ¡Pues SORPRESA! ¡No se hacía! En verdad.. simplemente no lo entendía…

Imagen2

 

¿Y si la vieja loca… no estaba tan loca… y tal vez, solo tal vez las medio locas eramos nosotras?

«La pubertad y adolescencia es una etapa tan hermosa como difícil»… vaya noticia, eso ya lo sabía… para lo que no estaba preparada era para que fuera tan difícil para mi también!

 

Desde sus ojos paso de ser su madre adorada a la bruja malvada en cuestión de 3 pestañadas. De ser su confesora a su rival en solo dos comentarios. De saberlo todo a no saberlo nada constantemente… nunca fui tan bipolar en mi vida, ya no soy una madre. Creo que tengo problemas de doble personalidad, hasta ahora no me había dado cuenta… soy Dr Jekyll y Mr.Hyde.

Y así una vez más sin darme cuenta me encuentro otra vez evocando frases mamísticas tatuadas en mi ADN, «Hija ponte algo de manga larga encima para ir  al cole» «Por que hace frío para ir en BVD amor» «Ya se que es lindo, pero no vas a un desfile de modas, vas al colegio», «Si, por que lo digo yo», «No me contestes así, más respeto señorita» «¡¿Y encima vas a llora tu?! Debería llorar yo por como me contestas!» «No tires la puerta» tarde ya la tiró, ya me odió y ya está llorando.

Ahora encima la debería de cuadrar.. o no? Nada. Respirar hondo, mantener la calma, o encontrarla en el fondo de un cajón  y hablar. Hablar con ella, una y otra vez. Recordarle que no soy el enemigo, que soy su madre, que entiendo que pierda el control pero que no puedo permitir que me pierda el respeto. Que la amo con todo mi alma y con lo que me queda de cordura, que estoy para ayudarla no para atacarla.

Y sobre todo hija mía, espero que entiendas que en los próximos años sufriré ante tus ojos de un trastorno de personalidad multiple y pasaré de ser tu madre adorable de hija maravillosa a la vieja loca de hija adolescente, en un suspiro o tres pestañadas, en el momento que menos lo esperes y más lo necesites, por que así nos hacemos grandes. Pero tranquila mi amor, será un trastorno temporal. Te prometo que alrededor de tus 18 recuperaré mi salud mental, me curaré de los trastornos de doble personalidad, encerraré a la vieja loca en un cajón con llave y quedará a tu lado tu madre, la adorable, para amarte y entenderte siempre….

sueña…Siempre y cuando en esos años no pierda la cordura y la paciencia por completo!

– La Tata, pasé de hacer bancos de leche a hacer bancos de paciencia.

«La Casi Diez» …ya tiene diez.

Hace dos meses la «Casi diez» cumplió por fin los diez y como verán yo aún tengo problemas digiriendo la noticia. No por que ya tenga 10, tampoco por que ya pasó un década desde que nació,  ni por que eso signifique que yo también ya soy una década mayor (ouch eso dolió)

Me cuesta digerirlo por que cumplió los diez y algo cambio. Pasé de ser mirada solo idílicamente a ser mirada, a veces, competitivamente… y para eso , debo confesar, aún no estaba preparada.  Racionalmente se que eso es lo que toca ahora, ella debe comenzar a marcar su terreno, a reforzar su personalidad, su feminidad, y para eso, claro debe comparar, retar, definir.. con quien? conmigo pues, soy su mamá. Por que claro, con su papá… con su papá ha pasado todo lo contrario, hemos vuelto a los 2 años, donde papi es solo suyo, es su príncipe, es perfecto y el mejor.

Así que nada acá estoy haciendo de tripas corazón, teniendo paciencia, respirando contando hasta cuatro,  contestando con amor y claro, a quien quiero engañar… tratando de no picarme cada vez que me equivoco y me suelta un «te lo dije», o cada vez que entre mi flaco y yo estamos tratando de decidir algo y ella sin saber de que se trata suelta «la idea de papi es mejor, las ideas de papi siempre son mejores».

Debo confesar que contar hasta cuatro no siempre funciona.. y me pico. Y me pico y caigo en el juego y caigo y contesto alguna pachotada, casi casi amenaza… «Ok Fer, estás asisito de llegar a la adolscencia tu eliges si lo vamos a pasar bien o mal» ¡¡¡Que me pasa!!! ¡Soy la mamá no la hermana mayor, ni la amiga adolescente! Pero bueno, soy mamá pero también soy humana, soy mujer.. y picona pues!

No todo el rato es así. Son solo pequeños momentos, pero lo cierto es que duelen como espinitas… y es que crecer duele pues no? ¿Pero no se suponía que le dolía al que crecía? Por que no avisan que nos dolía más a las mamás!

Pero bueno es parte de la vida, es parte de crecer y entre nos, comparando con los momentos de felicidad, de amor y de intimidad entre las dos, esos momentos de pulso, de retos de espinas no son nada. Ella está creciendo y debe marcar su terreno, y  lo está haciendo muy bien. Los que a conocen saben que es  una chica fuerte, valiente y rebelde, llena de energía y con una super personalidad.. así que me espera tremenda chambita. También se que pasará de retarme a alejarse y aunque me duela me debo preparar con amor para eso también, por que también se que así como se irá también volverá. Volverá por que soy su mamá, por que sabe que aunque ella se vaya y vuelva cada vez que quiera, ahí estaré yo, para abrazarla, para apoyarla, para que me rete, para que me pique, para reír con ella y para consolarla, para meter la pata y para amarla, siempre estaré ahí aunque me pique por que soy su mamá.

sueña

Y ahora que he escrito esto me acordé de este post que le escribí cuando cumplió diez y que hoy 2 meses después lo siento más fuerte aún en mi. Te regalo alas mi amor.

«Hoy cumpliste 10. Una década en la vida, 3650 días en la mía. Mentiría si dijera que son 10 años en los que te vi crecer, porque la verdad es que son 10 años que he crecido junto a ti. Cuando llegaste a mis brazos yo no sabía ser mamá, pero tu supiste ser mi hija desde que te conocí. Me enseñaste a amar, a perdonar, a tener paciencia, a ser feliz, a tener control, a respirar, tu a mi me has enseñado a vivir.

Hoy te veo, bella, brillante y feliz soplando tus velas y quiero regalarte el mundo, el cielo y las estrellas, pero no. Lo que te regalo son alas mi amor, para que en los años que vienen aprendas a volar. Porque veo la maravillosa niña que eres, brillante, hermosa, valiente y atrevida y no puedo más que sentirme orgullosa de ti. Te doy alas mi amor para que vueles lejos para que llegues alto, para que des la vuelta al mundo y a los sueños y para que siempre , pero siempre siempre, puedas volar cada vez que quieres de vuelta a mi brazos.»

-La Tata , una década siendo tu mamáa volar